Padres que corren

Antes dudaba, pensaba que era una impresión mía, pero ahora ya no, ahora es una certeza: muchos padres que rondan los 40 corren. Lo he visto con mis propios ojos: mis vecinos corren, mis amigos corren, mis hermanos corren, mis primos corren. Antes era el gimnasio. Ahora corren. Los hay que corren por la mañana

Leer más »

La poesía no muerde

No muerde, pero las cosas como son: es más difícil meterle mano que a los cuentos o al cine o a la música. Por eso la tenemos tan olvidada los padres. Yo, con motivo de la inminente publicación de un libro de poesía con Litera, he vuelto a ella y está siendo un feliz reencuentro.

Leer más »